Skip to content

Síndrome de X Frágil

sindrome de x fragil
Síndrome de X Frágil
5 (100%) 2 votes

El síndrome del cromosoma X frágil es un trastorno genético hereditario vinculado al cromosoma X que produce un retraso mental de diversa gravedad. También es conocido en la literatura como el síndrome de Martin-Bell, en honor a los doctores Martin y Bell, quienes en 1943 describieron los primeros casos de este síndrome caracterizado por el retraso en el desarrollo psicomotor y rasgos faciales típicos como la cara ovalada y las cejas muy pronunciadas.

El síndrome del cromosoma X frágil es la causa más frecuente de retraso mental genético después del síndrome de Down. Ocurre con una prevalencia de un caso por cada cuatro mil nacidos vivos masculinos y un caso por cada seis mil nacidos vivos femeninos, manifestándose más severamente en los niños que en las niñas, que tienden a ser portadoras. De hecho, se estima que una de cada 250 mujeres y uno de cada 750 hombres son portadores.

Las perspectivas de vida de los niños con síndrome del cromosoma X frágil son buenas cuando la enfermedad se diagnostica a tiempo y los síntomas reciben la atención médica adecuada, con el objetivo de minimizar el impacto del síndrome en el desarrollo del niño. Pero como dijimos, los síntomas son más graves en los niños que en las niñas y, además, si tienen un alelo mutado muy grande, el síndrome podría ser más grave y acortar así su esperanza de vida.

Uno de los principales problemas con el SXF es que se estima que ocho de cada diez casos no han sido diagnosticados.

Sindrome de X fragil sintomas

Los signos característicos de las personas afectadas por el síndrome del cromosoma X frágil son los siguientes:

Trastornos del sistema nervioso

  • Discapacidad intelectual, que puede variar desde dificultades de aprendizaje leves hasta retraso mental grave.
  • Retraso en la adquisición del habla.
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, especialmente en niños pequeños.
  • Estado de ánimo ansioso e inestable, a veces con períodos de agresión o timidez y depresión.
  • Comportamiento autista en el 30% de los varones afectados, con fobia social, poco o ningún contacto visual y movimientos repetitivos de la cabeza o las manos.
  • Hipersensibilidad a ruidos fuertes y luces muy brillantes.
  • Convulsiones (epilepsia) en aproximadamente el 25% de los pacientes. Las convulsiones suelen aparecer entre los seis y los 24 meses de edad y pueden afectar sólo a una parte del cuerpo o ser generalizadas. En la mitad de los casos aparecen repetidamente y requieren medicación anticonvulsiva.

Alteraciones morfológicas

  • Cara alargada, orejas grandes, pies planos.
  • Cabeza grande (macrocefalia) y mentón pequeño.
  • Frente ancha y puente nasal plano.
  • Articulaciones hiperextensibles, especialmente los dedos.
  • Desviación de la columna vertebral o escoliosis.
  • Disminución del tono muscular (hipotonía).
  • Los hombres pueden tener los testículos grandes.

Otros síntomas

  • Dificultades de alimentación, con reflujo gastroesofágico, vómitos frecuentes y dificultad para aumentar de peso durante la infancia.
  • Dificultades para adquirir habilidades de higiene personal y enuresis.
  • Otitis repetida del oído medio, sinusitis o disminución de la agudeza visual.

Sindrome de X fragil causas

Lo que ocurre en los pacientes con este síndrome es que tienen una alteración en el gen FMR1, un tipo de mutación llamada expansión de trillizos de nucleótidos o repeticiones de un segmento de ADN compuesto de tres nucleótidos: Citosina-Guanina-Guanina (CGG).

El número de repeticiones de CGG varía entre individuos y se han clasificado en cuatro grupos dependiendo del tamaño de la repetición:

  • Sanos: son aquellos que tienen menos de 45 repeticiones.
  • Intermedio: o en zona gris, tiene 45-54 repeticiones y no tiene síntomas.
  • Prematuro: aquellos individuos con 55-200 repeticiones que no tienen síntomas pero que son capaces de heredar la enfermedad de sus descendientes.
  • Mutación completa: ocurre cuando los pacientes tienen más de 200 repeticiones. El paciente tiene signos y síntomas de X frágil de gravedad variable, acentuándose más en los niños que en las niñas.

Sindrome de X fragil herencia

La genética molecular de esta patología es compleja, aunque la herencia está ligada al cromosoma X. Esto significa que en el caso de las mujeres, al tener dos copias del cromosoma X (cariotipo XX), si uno de los genes del cromosoma X tiene una mutación del gen FMR1, el gen normal del otro cromosoma compensa la producción de la proteína FMRP, por lo que la mujer estará sana pero será portadora de la enfermedad. En otras palabras, la mujer no tiene síntomas, pero tiene una copia del gen mutado.

En el caso de los hombres, siendo su cariotipo XY, si uno de los genes del único cromosoma X que tienen tiene una mutación, no tienen otra copia del gen para compensar la síntesis de proteínas, lo que significa que tendrán síntomas y sufrirán de la enfermedad.

Este síndrome ocurre con más frecuencia en los hombres que en las mujeres, que son más propensos a ser portadores, a menos que hereden la mutación en ambos cromosomas X.

En el caso de que una mujer frágil que porta el cromosoma X tenga un hijo varón, hay dos posibilidades, cada una con un 50% de probabilidad de que ocurra:

  • Eso transmite el cromosoma X con el gen normal, en cuyo caso el niño no sufrirá de la enfermedad.
  • Eso transmite el cromosoma X con el gen mutado, en cuyo caso el niño sufrirá de la enfermedad.

Sindrome de X fragil diagnostico

  • Aquellas mujeres con antecedentes familiares de síndrome del cromosoma X frágil, retraso mental de causa desconocida, retraso en el desarrollo o autismo, o para aquellas con insuficiencia ovárica.
  • Si una mujer tiene insuficiencia ovárica o niveles altos de hormona foliculoestimulante (FSH) de causa desconocida antes de los 40 años de edad. La FSH es una hormona secretada por una glándula llamada glándula pituitaria en el cerebro. Regula la producción de hormonas por el ovario. Su elevación antes de la menopausia puede indicar una disfunción del ovario que en algunos casos puede deberse a mutaciones asociadas al síndrome del cromosoma X frágil.
  • Cualquier mujer que solicite el examen, independientemente de sus antecedentes familiares.
    Todos aquellos pacientes que se encuentran dentro del rango de repeticiones de una premutación X (es decir, con entre 55 y 200 repeticiones de los tres nucleótidos CGG) deben ser referidos para seguimiento y asesoría genética, así como para discutir el riesgo que sus descendientes puedan tener de heredar un alelo expandido con más de 200 repeticiones y presentar una mutación completa del gen.
  • Mujeres que desean someterse a un diagnóstico genético previo a la implantación para seleccionar embriones libres de enfermedad antes de la implantación en el útero de la madre.
  • Las parejas portadoras y durante el embarazo desean saber si el feto tiene la mutación, a través de la toma de muestras de vellosidades coriónicas o incluso mejor mediante amniocentesis o funiculocentesis.

El análisis de la elección de las muestras de ADN para esta mutación es la Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR), que es una técnica que permite la amplificación del ADN en millones de copias y que posteriormente será analizada por un equipo de escaneo genético para detectar el gen mutado y el número de repeticiones.

Sindrome de X fragil tratamiento

Un equipo multidisciplinar de especialistas, pediatras, neurólogos, logopedas, fisioterapeutas, psicopedagogos y genetistas deben trabajar conjuntamente en la evaluación y seguimiento de los pacientes con este síndrome. La gravedad de los síntomas varía de un individuo a otro y aunque actualmente no existe un tratamiento específico para el síndrome del cromosoma X frágil, existen otros tratamientos paliativos para mejorar algunos de los síntomas que sufren los afectados.

Algunos de estos tratamientos son: logopedia, terapia ocupacional, antipsicóticos que mejoran la agresividad y la inestabilidad emocional como la risperidona y el aripripazol, psicoestimulantes que mejoran la memoria y la capacidad de concentración como la dextroanfetamina, el metilfenidato y el adderal.

Si el paciente está muy ansioso, se pueden utilizar medicamentos anticonvulsivos como valproato y carbamazepina o inhibidores de la recaptación de serotonina como sertralina y fluoxetina.

Los investigadores están desarrollando ensayos clínicos para evaluar el uso de antagonistas del receptor mGluR5 de glutamato metabólico (receptores de proteínas que se encuentran en la superficie de la célula y que se unen al glutamato actuando a través de las proteínas G) y el litio como herramientas útiles para el tratamiento del síndrome de X frágil.

Imagenes de sindrome de X fragil

sindrome de x fragil

sindrome de x fragil

Videos de sindrome de X fragil