Skip to content

Síndrome de Mirizzi

sindrome de mirizzi
Síndrome de Mirizzi
5 (100%) 1 vote

El síndrome de Mirizzi es causado por la obstrucción extrínseca del conducto biliar común (conducto biliar común) por un cálculo en la bolsa de Hartmann, que pasa a través del conducto cístico. Se produce una inflamación aguda y crónica, con obstrucción parcial o completa de la vía biliar común, lo que puede provocar necrosis e incluso fístula biliar interna.

El dolor abdominal es un motivo muy frecuente de consulta en la atención primaria. La variabilidad de las entidades nosológicas que presenta complica su diagnóstico diferencial. Las principales causas de dolor en el hipocondrio derecho son biliares (cólico biliar, colecistitis y colangitis). El síndrome de Mirizzi es una complicación que aparece en aproximadamente el 1% de los pacientes con colelitiasis. Consiste en el impacto de un cálculo sobre el infundibulum de la vesícula biliar o conducto quístico que comprime el conducto hepático común, erosionándolo y generando una fístula colecistocoledocial. Se trata clínicamente como ictericia obstructiva, frecuentemente asociada con el cáncer de vesícula biliar. Se diagnostica por ecografía abdominal, confirmada por colangiopancreatografía retrógrada endoscópica, colangiografía percutánea o colangio-resonancia. Se trata quirúrgicamente y puede realizarse laparoscópica o abiertamente dependiendo del estadio.

El dolor abdominal es un motivo frecuente de consulta en la atención primaria. La gran variedad de entidades que pueden provocarla dificulta su diagnóstico diferencial. Aunque los cuadros clínicos más severos pueden presentar signos y síntomas específicos, más del 40% de los cuadros de dolor abdominal evolucionan de forma benigna, e incluso el 20% de ellos se diagnostican como “dolor abdominal inespecífico”.

Una de las causas del dolor abdominal centrado en el hipocondrio derecho es la enfermedad biliar. Sus causas más frecuentes son los cólicos biliares, la colecistitis o la colangitis. Clínicamente, se caracterizan por la aparición repentina de epigastralgia y/o dolor en el hipocondrio derecho, y pueden o no estar asociados con náuseas y vómitos. A menudo es causada por la obstrucción de los conductos císticos o coledocócicos por la colelitiasis.

El síndrome de Mirizzi (SM) es una complicación poco frecuente en pacientes con colelitiasis, que ocurre en el 0,1% de los pacientes con enfermedad biliar y en el 1% de los pacientes con colelitiasis. Clínicamente, se caracteriza por ictericia obstructiva secundaria a la impactación de litiasis en el infundibulum de la vesícula biliar o en el conducto quístico, comprimiendo el conducto hepático común y causando una fístula colecistocistocócica1,2. El ultrasonido abdominal es el método de imagenología de elección para el cribado, cuyo diagnóstico se confirma mediante colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE), colangio-resonancia o colangiografía directa4. La MS se asocia con una mayor incidencia de cáncer de vesícula biliar2,5 y su tratamiento de elección es quirúrgico.

Síndrome de Mirizzi causas

Ocurre en adultos sin distinción de raza, con predominio del sexo femenino. Ya hemos dicho que la causa es la presencia de piedras en la bolsa de Hartmann, pero también hay que tener en cuenta la presencia de las siguientes variables:

  • Disposición anatómica del conducto cístico o cuello de la vesícula biliar, que discurre paralelo al conducto hepático común.
  • Ictericia y/o infección de los conductos hepáticos o biliares (colangitis).
  • Obstrucción del conducto hepático común por un lito (cálculo) o por inflamación secundaria.
  • Obstrucción del cuello de la vesícula biliar o del conducto cístico por un lito.

Síndrome de Mirizzi sintomas

La ictericia y el dolor abdominal en el hipocondrio derecho son las principales causas, así como la fiebre. También puede haber íleo biliar, que es una obstrucción intestinal causada por un cálculo biliar.

La sintomatología es generalmente la misma que la de la colecistitis aguda (cálculos biliares).
Este síndrome se ha dividido en 4 tipos según la importancia del impacto sobre el conducto biliar común.

  • Tipo I: compresión externa de la vía biliar común, como consecuencia de un cálculo en el cuello de la vesícula biliar (bolsa de Hartmann) o en el conducto cístico. No hay fístulas.
  • Tipo II: con fístula que cubre menos del 33% de la pared del árbol biliar extrahepático.
  • Tipo III: con fístula que cubre entre el 33% y el 66% de la pared del árbol biliar extrahepático.
  • Tipo IV: fístula con destrucción completa de la pared del árbol biliar común y más del 66% de la biliar extrahepática.

Síndrome de Mirizzi diagnostico

La mayoría de los casos se diagnostican durante la cirugía.

Es importante descartar patologías malignas como el cáncer de vesícula biliar, el cáncer de páncreas, la colangitis o el colangiocarcinoma.

El diagnóstico por imágenes, nos muestra:

  • Ultrasonido: permite ver una vesícula biliar contraída y un conducto hepático dilatado por encima de la obstrucción.
  • Colangioresonancia: mucho más precisa, puede detectar entre el 70 y el 90% de los casos de Síndrome de Mirizzi.
  • Ultrasonido endoscópico: ayuda en casi el 98% de los casos.

Síndrome de Mirizzi tratamiento

El tratamiento definitivo es quirúrgico. El propósito de la operación es remover la vesícula biliar, los cálculos y reparar el daño existente en las vías biliares. El procedimiento quirúrgico se convierte en un evento peligroso debido a la inflamación y alteraciones de la anatomía biliar.

Síndrome de Mirizzi fisiopatología

La secuencia evolutiva comienza con una colelitiasis que puede ser crónica o aguda y la impactación de un litio en la bolsa de Hartmann o en el conducto cístico, dando lugar a una colestasis por compresión extrínseca del conducto biliar principal. A partir de ese momento, pueden desencadenarse diversos fenómenos, como ictericia, exclusión vesicular, colecistitis aguda, colecistitis, colecistocoledocyan o fístula bilio-digestiva, coledocolitiasis, colangitis y cirrosis biliar secundaria, entre otros. La secuencia de estos signos y síntomas no siempre es lógica y ordenada, según la gravedad de cada complicación. Típicamente el cuadro es silencioso y se presenta como ictericia intermitente, un hallazgo inesperado durante una colecistectomía laparoscópica o debuta en etapas avanzadas, con un síndrome de Bouveret.

Imagenes de sindrome de mirizzi

sindrome de mirizzi

sindrome de mirizzi

Videos de sindrome de mirizzi