Skip to content

Sindrome de horner

sindrome de horner
Sindrome de horner
5 (100%) 2 votes

Es una combinación de los signos y síntomas causados por la interrupción de una vía nerviosa desde el cerebro hasta la cara y el ojo en un lado del cuerpo.

Normalmente, este síndrome hace que la pupila se contraiga, que el párpado se caiga y que la sudoración disminuya en el lado afectado de la cara.

El síndrome de Horner ocurre como resultado de otro problema médico, como un accidente cerebrovascular, tumor o lesión de la médula espinal. En algunos casos, no se puede encontrar la causa oculta. No existe un tratamiento específico para este síndrome, pero el tratamiento para la causa oculta puede restaurar la función nerviosa normal.

El síndrome de Horner también se conoce como “síndrome de Bernard-Horner” o “parálisis oculosimpática”.

Sindrome de horner sintomas

El síndrome de Horner generalmente afecta sólo un lado de la cara. Los siguientes son signos y síntomas comunes:

  • Una pupila persistentemente pequeña (miosis)
  • Una diferencia notable en el tamaño de las pupilas de ambos ojos (anisocoria)
  • Dilatación (dilatación) pequeña o retardada de la pupila afectada bajo luz tenue
  • Párpado superior caído (ptosis)
  • Elevación leve del párpado inferior, a veces llamada “ptosis inversa
  • Deficiencia o ausencia de sudoración (anhidrosis) en todo un lado de la cara o en un área aislada de la piel del lado afectado
  • Los signos y síntomas, en particular la ptosis y la anhídrosis, pueden ser sutiles y difíciles de detectar.

Niños y niñas

Otros signos y síntomas en los niños que tienen el síndrome de Horner pueden serlo:

  • Color más claro del iris del ojo afectado en niños menores de 1 año de edad
  • Falta de enrojecimiento (rubor) en el lado afectado de la cara que normalmente aparecería por el calor, el esfuerzo físico o las reacciones emocionales

Sindrome de horner causas

El síndrome de Horner es causado por el daño a ciertos conductos del sistema nervioso simpático. El sistema nervioso simpático regula la frecuencia cardíaca, el tamaño de las pupilas, la sudoración, la presión arterial y otras funciones que permiten una respuesta rápida a los cambios en el ambiente.

Las vías nerviosas afectadas por el síndrome de Horner se dividen en tres grupos de células nerviosas (neuronas).

Neuronas de primer orden

Esta vía neural va desde el hipotálamo en la base del cerebro, a través del tronco encefálico, hasta la parte superior de la médula espinal. Algunos de los problemas en esta región relacionados con el síndrome de Horner que pueden alterar la función nerviosa son los siguientes:

  • Accidente cerebrovascular
  • Tumor
  • Enfermedades que causan la pérdida de la vaina protectora de las neuronas (mielina)
  • Traumatismo en el cuello
  • Quiste o cavidad en la columna vertebral (siringomielia)

Neuronas de segundo orden

Esta vía neural se extiende desde la columna vertebral, a través de la parte superior del pecho, hasta el lado del cuello. Algunas de las causas relacionadas con las lesiones a los nervios en esta región son las siguientes:

  • Cáncer de pulmón
  • Tumor de la vaina de mielina (schwannoma)
  • Daño al vaso sanguíneo principal que proviene del corazón (aorta)
  • Cirugía de la cavidad torácica
  • Lesión traumática

Neuronas de Tercer Orden

Esta vía neural se extiende a lo largo del lado del cuello y alcanza la piel de la cara y los músculos del iris y los párpados. La lesión a los nervios en esta región puede estar relacionada con lo siguiente:

  • Lesión a la arteria carótida a lo largo del lado del cuello
  • Lesión a la vena yugular a lo largo del lado del cuello
  • Tumor o infección cerca de la base del cráneo
  • Migrañas
  • Cefaleas en brotes, un trastorno que causa patrones cíclicos de cefaleas graves

Niños y niñas

Algunas de las causas más comunes del síndrome de Horner en los niños son las siguientes:

  • Lesión en el cuello o los hombros durante el parto
  • Defectos aórticos presentes al nacer
  • Tumor de los sistemas hormonal y nervioso (neuroblastoma)

Causas desconocidas

En algunos casos, no se puede identificar la causa del síndrome de Horner. Esto se conoce como “síndrome de Horner idiopático”.

Sindrome de horner diagnostico

Además de un examen médico general, el médico realizará pruebas para juzgar la naturaleza de los síntomas e identificar una posible causa.

Exámenes para confirmar el síndrome de Horner

El médico puede diagnosticar el síndrome de Horner con base en la historia clínica y la evaluación de los síntomas.

El médico, a menudo un oftalmólogo, también puede confirmar el diagnóstico poniéndose gotas en ambos ojos. Estas gotas pueden dilatar o contraer la pupila del ojo sano. Al comparar las reacciones en el ojo sano con las del otro ojo, el médico puede determinar si la causa de los problemas en el ojo sospechoso es el daño nervioso.

Exámenes para identificar el sitio de la lesión nerviosa

La prominencia o naturaleza de ciertos síntomas puede ayudar al médico a reducir la búsqueda de la causa del síndrome de Horner. El médico también puede realizar exámenes adicionales u ordenar exámenes imagenológicos para localizar la lesión o anomalía que altere la vía nerviosa.

El médico puede administrar un tipo de gotas oculares que causan una dilatación considerable del ojo sano y sólo una pequeña dilatación en el ojo afectado si el síndrome de Horner se debe a una anomalía de las neuronas de tercer orden – una alteración en algún lugar del cuello o superior.

El médico puede ordenar uno o más de los siguientes exámenes imagenológicos para identificar la ubicación de una probable anomalía que esté causando el síndrome de Horner:

  • Imágenes por resonancia magnética (IRM), una tecnología que utiliza ondas de radio y un campo magnético para generar imágenes detalladas
  • Tomografía computarizada (TC), una tecnología de rayos X especializada
  • Radiografías

En los niños con síndrome de Horner, el médico puede ordenar exámenes de sangre y orina que se utilizan para diagnosticar tumores del sistema hormonal y nervioso (neuroblastoma).

Exámenes para confirmar el síndrome de Horner

Su médico puede diagnosticar el síndrome de Horner basándose en su historia clínica y en la evaluación que él o ella haga de sus síntomas.

Su médico, a menudo un oftalmólogo, también puede confirmar un diagnóstico poniéndole una gota en ambos ojos, ya sea una gota que dilata la pupila de un ojo sano o una gota que constriñe la pupila de un ojo sano. Al comparar las reacciones en el ojo sano con las del ojo sospechoso, su médico puede determinar si el daño nervioso es la causa de los problemas en el ojo sospechoso.

Exámenes para identificar el sitio del daño nervioso

La prominencia o naturaleza de ciertos síntomas puede ayudar a su médico a reducir la búsqueda de la causa del síndrome de Horner. El médico también puede realizar exámenes adicionales u ordenar exámenes imagenológicos para localizar la lesión o anomalía que interrumpa la vía nerviosa.

Su médico puede administrar un tipo de gotas para los ojos que causará una dilatación significativa del ojo sano y poca dilatación del ojo afectado si el síndrome de Horner es causado por una anomalía neuronal de tercer orden: una alteración en algún lugar del cuello o por encima de éste.

El médico puede ordenar uno o más de los siguientes exámenes imagenológicos para localizar el sitio de una probable anomalía que cause el síndrome de Horner:

  • Imágenes por resonancia magnética (IRM), una tecnología que utiliza ondas de radio y un campo magnético para producir imágenes detalladas
  • Ecografía de la carótida
  • Radiografía de tórax
  • Tomografía computarizada (TC), una tecnología de rayos X especializada
  • Imágenes de rayos X

Sindrome de horner tratamiento

No existe un tratamiento específico para el síndrome de Horner. Con frecuencia, el síndrome de Horner desaparece cuando la enfermedad no diagnosticada se trata efectivamente.

Imagenes de sindrome de horner

sindrome de horner

sindrome de horner

Videos de sindrome de horner