Skip to content

Sindrome de descompresion rapida

Sindrome de descompresion rapida
5 (100%) 1 vote

Es un trastorno en el cual el nitrógeno, disuelto en la sangre y los tejidos debido a la hipertensión, forma burbujas cuando la presión disminuye.

  • Los síntomas pueden incluir fatiga y dolor en los músculos y las articulaciones.
  • En el tipo más grave, los síntomas pueden ser similares a los de un accidente cerebrovascular o se manifiestan como dificultad para respirar y dolor torácico.
  • La persona es tratada con oxígeno y terapia de recompresión (alta presión u oxígeno hiperbárico).
  • Para prevenir enfermedades, es aconsejable limitar la profundidad y duración de las inmersiones y la velocidad de ascenso.

El aire se compone principalmente de nitrógeno y oxígeno. Dado que el aire a alta presión se comprime, cada respiración en profundidad contiene muchas más moléculas que una inspiración en la superficie. Debido a que el cuerpo utiliza continuamente oxígeno, las moléculas de oxígeno en exceso que se inhalan bajo alta presión por lo general no se acumulan. Sin embargo, el exceso de moléculas de nitrógeno se acumula en la sangre y los tejidos.

A medida que la presión externa disminuye durante el ascenso después de una inmersión o durante la salida de una cámara hiperbárica, el nitrógeno acumulado que no puede ser expulsado inmediatamente forma burbujas en la sangre y los tejidos. Estas burbujas pueden expandirse y lesionar tejidos o bloquear vasos sanguíneos en varios órganos, ya sea directamente o causando pequeños coágulos de sangre. Esta obstrucción de los vasos sanguíneos causa dolor y varios otros síntomas, como síntomas similares a los de un derrame cerebral (como debilidad repentina en un lado del cuerpo, dificultad para hablar o mareos) o incluso síntomas similares a los de la gripe. Las burbujas de nitrógeno también causan inflamación, lo cual causa hinchazón y dolor en músculos, articulaciones y tendones.

El riesgo de ICD se ve agravado por muchos de los siguientes factores:

  • Ciertos defectos cardíacos
  • Agua fría
  • Deshidratación
  • Volar después de bucear
  • Esfuerzo
  • Cansancio
  • Aumento de la presión (es decir, profundidad de inmersión)
  • Tiempo transcurrido en un entorno presurizado
  • Obesidad
  • Edad avanzada
  • Ascenso rápido

Debido a que el exceso de nitrógeno permanece disuelto en los tejidos del cuerpo durante al menos 12 horas después de cada inmersión, aquellos que realizan inmersiones repetidas en el mismo día tienen más probabilidades de sufrir la enfermedad de descompresión que aquellos que realizan una sola inmersión. Un viaje en avión inmediatamente después de una inmersión (como puede suceder al final de las vacaciones) expone a la persona a una presión atmosférica aún más baja, lo que hace que la enfermedad por descompresión sea algo más probable.

Las burbujas de nitrógeno pueden formarse en pequeños vasos sanguíneos o en los propios tejidos. Los tejidos con un alto contenido de grasa, como los del cerebro y la médula espinal, son los más afectados, porque el nitrógeno se disuelve en la grasa muy rápidamente.

La enfermedad de descompresión tipo I tiende a ser leve y afecta principalmente las articulaciones, la piel y los vasos linfáticos.

La enfermedad de descompresión tipo II, que pone en peligro la vida, a menudo afecta los sistemas de órganos vitales, incluyendo el cerebro y la médula espinal, el sistema respiratorio y el sistema circulatorio.

Sindrome de descompresion rapida sintomas

Los síntomas de la enfermedad por descompresión suelen manifestarse más lentamente que los de la embolia gaseosa y el barotrauma pulmonar. Sólo la mitad de las personas con enfermedad por descompresión tienen síntomas en un lapso de una hora después de salir a la superficie, mientras que el 90% tiene síntomas en un lapso de 6 horas. Es común que los síntomas comiencen gradualmente y que tarden algún tiempo en alcanzar su punto máximo. Los primeros síntomas pueden ser:

  • Cansancio
  • Pérdida de apetito
  • Dolor de cabeza
  • Vaga sensación de incomodidad

Enfermedad descompresiva tipo I (menos severa)

El tipo menos severo (o forma musculoesquelética) de la enfermedad de descompresión (a menudo llamada enfermedad de descompresión) generalmente causa dolor, afectando a menudo las articulaciones de los brazos o las piernas, la espalda o los músculos; a veces es difícil localizar el área específica. El dolor puede ser leve o intermitente al principio, pero luego puede intensificarse rápidamente y ser intenso; puede ser punzante o, como a veces se describe, “profundo” o “si algo está perforando el hueso”. Empeora con el movimiento.

Los síntomas menos comunes son picazón, erupción, inflamación de los ganglios linfáticos y fatiga extrema. Estos síntomas no son potencialmente mortales, pero pueden preceder a problemas más peligrosos.

Enfermedad descompresiva tipo II (más grave)

El tipo más grave de enfermedad de buzo (tipo II) suele producir síntomas neurológicos, que van desde entumecimiento leve hasta parálisis y muerte. La médula espinal es especialmente vulnerable.

Los síntomas que indican compromiso de la médula espinal pueden incluir entumecimiento, hormigueo, debilidad o una combinación de los anteriores, y pueden ocurrir en los brazos, las piernas o las cuatro extremidades. La debilidad leve u hormigueo puede progresar en cuestión de horas a una parálisis irreversible. También puede haber una incapacidad para controlar la orina o defecar. El dolor en el abdomen y la espalda es común.

Los síntomas de compromiso cerebral son en su mayoría similares a los de la embolia gaseosa, e incluyen:

  • Dolor de cabeza
  • Confusión
  • Dificultad para hablar
  • Visión doble
  • La pérdida del conocimiento es rara.

Los síntomas de compromiso del oído interno, como vértigo severo, zumbido en los oídos y pérdida de la audición, ocurren cuando los nervios del oído interno se ven afectados.

Los síntomas de compromiso pulmonar causados por burbujas de gas que viajan a través de las venas hacia los pulmones causan tos y dolor torácico y empeoran progresivamente la dificultad para respirar (asfixia). Los casos graves, que son poco frecuentes, pueden terminar en shock y muerte.

Efectos tardíos de la enfermedad de descompresión

La osteonecrosis disbárica (a veces llamada necrosis ósea avascular) es un efecto tardío de la enfermedad por descompresión que implica la destrucción del tejido óseo, especialmente en el hombro y la cadera. La osteonecrosis disbárica causa dolor persistente y discapacidad severa. Estas lesiones no ocurren entre buzos recreativos, sino en personas que trabajan en un ambiente de aire comprimido y en buzos que trabajan en un ambiente subacuático.

Estos trabajadores están expuestos a altas presiones durante períodos prolongados y pueden padecer la enfermedad sin detectar dolor musculoesquelético. Los buzos técnicos, que bucean a mayor profundidad que los buzos recreativos, están en mayor riesgo que los buzos recreativos. Las lesiones óseas y articulares pueden progresar gradualmente durante meses o años hasta convertirse en artritis grave e incapacitante. Cuando se presenta una lesión articular grave, el único tratamiento posible es el reemplazo de la articulación.

Los problemas neurológicos crónicos, como la parálisis parcial, a menudo se deben al tratamiento retrasado o inadecuado de los síntomas de la médula espinal. En algunos casos, sin embargo, la lesión es tan severa que no puede ser corregida, incluso con el tratamiento apropiado. Los tratamientos de oxígeno repetidos en una cámara de alta presión parecen ayudar a algunas personas a recuperarse de las lesiones de la médula espinal.

Sindrome de descompresion rapida diagnostico

  • Evaluación médica

La enfermedad por descompresión se reconoce por la naturaleza de los síntomas y por el inicio relacionado con el buceo. Los exámenes como la tomografía computarizada (TC) o la resonancia magnética (RM) algunas veces muestran anomalías en el cerebro o la médula espinal, pero no son confiables. Sin embargo, la terapia de recompresión debe iniciarse antes de que se conozcan los resultados de la tomografía computarizada o de la resonancia magnética, excepto cuando el diagnóstico no es claro o cuando el estado del buceador es estable. Las radiografías son necesarias para diagnosticar la osteonecrosis disbárica.

Sindrome de descompresion rapida prevencion

Por lo general, un buceador puede evitar la enfermedad de descompresión restringiendo la cantidad total de gas absorbido por su cuerpo. Esta cantidad puede ser restringida limitando la profundidad y duración de las inmersiones en la medida en que no se necesiten paradas de descompresión durante el ascenso (conocidas entre los buceadores como límites sin paradas), o ascendiendo con paradas de descompresión como se especifica en los textos autorizados, como la tabla de descompresión en el Diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de descompresión y embolia arterial por gas, un capítulo del Manual de Buceo de la Marina de los Estados Unidos.

Estos textos detallan un patrón de ascenso que usualmente permite que el exceso de nitrógeno sea expulsado sin causar lesiones. Muchos buceadores llevan una computadora portátil sumergible que rastrea continuamente la profundidad y el tiempo de permanencia. La computadora calcula el patrón de descompresión para un retorno seguro a la superficie e indica cuándo se deben realizar las paradas de descompresión.

Además de ser guiados por un gráfico o guías de ascenso computarizadas, muchos buceadores hacen una parada de seguridad durante unos minutos, aproximadamente a 4,5 m de la superficie.

Sin embargo, seguir estos procedimientos no elimina el riesgo de la enfermedad de descompresión. La enfermedad por descompresión rara vez se debe al buceo sin interrupción, pero la incidencia de la descompresión no ha disminuido a pesar del uso generalizado de ordenadores sumergibles. La incapacidad para eliminar la enfermedad de descompresión puede deberse al hecho de que las tablas y programas existentes no tienen en cuenta todos los factores de riesgo entre los buceadores, o a que algunas personas no siguen las recomendaciones de las tablas o los ordenadores.

También es necesario tomar otras precauciones:

  • Después de varios días de buceo, generalmente se recomienda pasar un período de 12 a 24 horas en la superficie antes de hacer un viaje aéreo o trasladarse a un área de mayor altitud.
  • Las personas que se han recuperado completamente de la enfermedad de descompresión moderada deben abstenerse de bucear durante al menos 2 semanas.
  • Las personas que han sufrido descompresión, a pesar de seguir las recomendaciones de la tabla de buceo o del ordenador, no deben volver a bucear hasta que se hayan sometido a una evaluación médica completa para detectar factores de riesgo subyacentes, como un defecto cardíaco.

Sindrome de descompresion rapida tratamiento

  • Oxígeno
  • Algunas veces, la terapia de recompresión

Aproximadamente el 80% de las personas se recuperan completamente.

Los buzos que sólo experimentan comezón, sarpullido y fatiga por lo general no necesitan someterse a recompresión, pero deben permanecer bajo observación porque pueden aparecer síntomas más graves. Respirar oxígeno puro a través de una mascarilla bien ajustada puede proporcionar algún alivio.

Terapia de recompresión

Cualquier otro síntoma de trastorno de descompresión indica la necesidad de tratamiento en una cámara de alta presión (recompresión u oxígeno hiperbárico) porque la terapia de recompresión restablece la circulación sanguínea normal y el oxígeno a los tejidos afectados. Después de la recompresión, la presión se reduce gradualmente con pausas preestablecidas para permitir que el exceso de gas salga del cuerpo sin causar daño. Debido a que los síntomas pueden reaparecer o empeorar dentro de las 24 horas, incluso las personas que sólo tienen dolor moderado o transitorio o síntomas neurológicos son tratadas.

La terapia de recompresión es beneficiosa hasta 48 horas después de bucear y debe aplicarse incluso si llegar a la cámara más cercana requiere un viaje importante. Durante el tiempo de espera y durante el transporte, se debe administrar oxígeno con una máscara facial ajustada y se deben administrar líquidos por vía oral o intravenosa. Los retrasos prolongados en el tratamiento aumentan el riesgo de lesiones permanentes.

Imagenes de sindrome de descompresion rapida

sindrome de descompresion rapida

sindrome de descompresion rapida

Videos de sindrome de descompresion rapida